lunes, 7 de abril de 2008

BASTA DE INVESTIGACIONES PELOTUDAS


POR VALERIA SCHAPIRA


Hoy arranqué onda “light”. Compré una botella de agua mineral para el desayuno y abrí Clarín. En la sección Sociedad me topé con un título que me dejó seca: “PRUEBAN QUE BEBER MUCHA AGUA NO ES TAN BENEFICIOSO”. El headline era ganchero y decidí bucear en aguas profundas. Resulta que los investigadores de la Universidad de Pensilvania llegaron a la conclusión que los famosos ocho vasos diarios que se recomendaban no tienen un respaldo científico serio. Tiré el contenido de mi vaso por el inodoro y abrí una cervecita para brindar. Una obligación menos – pensé - e imaginé cuán boludas se habrán sentido millones de minitas que andan con la botella plástica en mano hasta para ir al baño.
Francamente, esta historia de las investigaciones pelotudas no deja de sorprenderme. Un día te levantás y descubrís que los científicos de la Universidad de Pinchilandia estuvieron investigando los beneficios de la caca de cotorra sobre la dermis. Salís como desquiciada buscando excremento de pajarraco para alisarte la piel. A los pocos meses aparece un artículo en una prestigiosa revista científica que sostiene que la caca de pájaro promueve el pie de atleta. Una bosta.
Así ad infinitum. Primero te dicen que el chocolate es afrodisíaco; después se contradicen - con todo el aval académico que los respalda – y te tiran a la cara que cuanto más bombones come un tipo, menos erecciones tiene. Años de exprimir naranjas de jugo hasta esguinzarte la muñeca para que te avisen, sin anestesia, que la vitamina C no previene ni gripes ni resfríos.
Conclusión: en el Primer Mundo les sobra plata y tiempo para investigar boludeces. Voy a llamar al Mc Delivery: Big Tasty y papas dobles para arrancar. Sundae de chocolate de postre. Y después, a broncearme con aceite Johnson y Coca Cola a la terraza. A la salud de los científicos rascadores de higo del mundo. De algo hay que morir. Prefiero que sea de colesterol antes que me aplaste un interno del 60 como a una alfombra.

1 comentario:

Paginas de la Vida dijo...

Muy inteligente de tu parte es preferible morir de colesterol y haber disfrutado, que morir por el 60 u otra linea da lo mismo.
Pero lo del agua puede destruir lo esencial para las modelos que cuando les preguntan como se cuidan dicen, como sano y mucha agua, y una se queda mirándolas y pensando no hay ninguna operación por ahí.

Buenisimo tu blog, te felicito