viernes, 19 de marzo de 2010

La mujer es la bombacha que usa

Quién no ha escuchado alguna vez a su santa madre repetir la siguiente cantinela?: “nena, no andes con la bombacha rota; mirá si tenés un accidente”. La versión aggiornada del dicho materno bien podría ser: “nena, ponete algo sexy; mirá si tenés una alegría”. Así que, amigas, aunque no haya perspectivas de verle la cara a Dios ni a ninguno de sus santos, siempre vistan con LO MEJOR a sus partes más gloriosas. Es señal de autoestima, que es lo que una fémina que se precie jamás debe perder.

Así como el hombre es el calzoncillo que usa, la mujer es la bombacha que ostenta:

Culotte: lo usan las mujeres que se quieren hacer las sofisticadas y sutilmente sexys. En la época de mi abuela le decían bombachón. Son como bolsas de consorcio, antiestéticas e incómodas. Los hombres detestan al culotte, salvo el improbable caso de un culo redondito y sin pozos.

Vedettina: Una variable anodina de bombacha. Se la ponen las damas de escasa personalidad que no se atreven a cruzar el límite y mostrar el culo entero, como corresponde.

Tanga: deja las nalgas al aire pero cubre la pochola. La usan las semiosadas que se atreven “hasta ahí”. Por lo general, estas mujeres gustan del sexo tradicional. Nunca una alegría trasera.

Colaless: tiene como ventaja que no corta el culo en partes y genera la sensación de la cola manzanita. Por lo general la usan las minas que ya están “de vuelta”, divorciadas o que se han pasado por la piedra a unos cuantos señores. Un aplauso para el colaless, más aún si es hilo dental.

Bombachas de algodón: las usan las hipocondríacas que siguen al pie de la letra las indicaciones del ginecólogo y, por ende, no usan tampoco protectores diarios. Un asco. Como estas bombachas se hacen “bolitas”, estas damas siempre andan con la ropa interior a la miseria.
A algunos hombres les gustan las bombachitas de algodón, sobre todo las blancas, porque les dan idea de pureza. No saben que sus poseedoras tienen más vueltas que Schumacher.

Bombachas de marca, visibles bajo el pantalón de tiro bajo: muy utilizadas por las que quieren ostentar aunque deban cuatro meses de expensas. Sus fans son, por lo general, esas mismas mujeres que usan Vuitton truchas. Se ven mucho en Las Cañitas y Palermo Hollywood. Una mujer de más de 30 con este look merece la pena de muerte.

Otras variables:

Las de dibujitos: hablan de una terrible inmadurez por parte de sus poseedoras, por lo general mujeres de 30 y tantos que aún viven a costillas de sus viejos.

Las de encaje: denotan un interés y cuidado por el propio cuerpo. Pero, lamento decirlo: generalmente, las chicas y señoras que usan ropa interior tan sutil, son anorgásmicas.

Animal print (leopardo, cebras y bichos variados): he aquí una fiestera de manual. Si los bichitos están combinados con alguna puntilla, que se agarre el cristiano: le va a quedar el bicho mustio.

4 comentarios:

Criticón dijo...

Y las que siguen la escuela de Alfano y demases? Las que NO usan? Describime ese estereotipo.... por que debo admitir que, si bien la jocosidad del resumen algo de cierto tiene...creo que tuve algún que otro rollete con las excepciones a todas las reglas.... jejejeje
Saludetes. Comentaré en feisbuc, también....

Besos.

Comunicada dijo...

Criticón: son mugrosasssssssssssssssssssss

Zeithgeist dijo...

ehh vieja, pero no dejas UN calzon usable que no te deje mal parada!

Voto por las q no usamos calzon, directamente!!
hell yeah!

che, hoy estoy susceptible, QUE PORONGA TE PASA CON LAS DE 30+ QUE USAMOS BOMBACHAS CALVIN KLEIN, VS, Y DEMASES???
Eso si, no se me ven, porque el tiro bajo todavia me anda, pero las remeras hasta el pupo como que ya no van mas...

Rehén dijo...

Yo uso encaje y tengo altos orgasmos. Sos patética Valeria, tenés menos talento que Zulma Lobato. Apestás posta. Mediocre y mandás fruta, dejate de joder man.