lunes, 28 de julio de 2008

Cosas que me ponen de mal humor



¡Hola amiguitos virtuales! Para empezar la semana con una sonrisa, he aquí un compiladito de algunas de las cosas que me ponen de muuuuuy mal humor (por no decir del orto).
Acepto aportes. Y espero que la listita te ponga de buen humor.

COSAS QUE ME PONEN DE MAL HUMOR

· Los tipos que van al bar para leer el diario de arriba, se gastan 15 mangos en el desayuno y pijotean los 2 pesitos que sale Clarín.
· Las “cartitas” de notificación de aumento que la prepaga manda cada tres meses.
El volantito pedorro de fotocopia de fotocopia que deja el de la cochera en el parabrisas del auto avisando que el mes que viene aumentan un 30 % (si no te gusta, llevate el auto al Rosedal).
· El "super" supermercado que - después que gastaste un sueldo entero en la compra mensual - te cobra el envío a domicilio aunque estés a dos cuadras.
· La cajera del supermercado chino que te pone las manzanas sobre los huevos para ahorrarse una bolsita de polietileno.
· Los relatores de fútbol que se quieren hacer los intelectuales y construyen frases poéticas como “acarició el cielo con el balón”.
· Las viejas que te golpean con la cartera para salir antes de un ascensor.
· Los mozos que se quedan hablando al pedo con los clientes y te traen la comida fría, quince minutos después que el cocinero la sacó del fuego.
· Los que van manejando por la mano izquierda de las avenidas a veinte kilómetros por hora.
· Los servicios de atención al cliente, que te dejan escuchando la musiquita de “Para Elisa” y el “todos nuestros representantes están ocupados” y que, cuando finalmente conectan, cortan la comunicación.
· Los rituales “pelotudos” de los casamientos: el ramo, la liga y las cintitas de la torta.
· Los que escupen desde los palcos superiores en la cancha amparados por la impunidad de la masa.
· Los que te “pican” del plato una vez que terminaron el suyo.
· La gente que entra a un negocio, subte, etc. sin esperar que primero salgan los que están adentro.
· Los cuidacoches que te ponen “tarifa”y se la tenés que dar porque sabés que, si no, vas a a parar al chapista.
· La gente que deja los soretes de perro sobre la vereda para que uno patine.
· Los que se compran el balde grande de pochoclo y lo mastican en tu oreja durante las dos horas que dura la película.
· Los tacheros desubicados que te quieren levantar y te preguntan cosas íntimas como si te conocieran de toda la vida.
· Las despedidas de soltera en las que regalan esponjitas y la gente se hace la divertida aunque la esté pasando como el orto.
· Los programas de televisión que empiezan a cualquier hora por la guerra del minuto a minuto.
· El portero desubicado que te guiña el ojo cuando salís un tipo nuevo de tu departamento.
· Los que estacionan en doble fila en la puerta de los colegios y se quedan charlando horas mientras la gente toca bocina.

Como decía el gran Tato... vermouth con papas fritas y... GOOD SHOW!!!! HASTA LA PRÓXIMA!!!

2 comentarios:

Conz dijo...

ajaja
entre los tacheros, los soretes de perro y el pochoclo masticado en oreja ya me puse de mal humor ajajaa

Elsa Marta dijo...

Estoy completamente de acuerdo con vos, esas cosas también me detonan a mi, por que la mayoría habla de no registrar al otro y de que no te importe.
Aparte soy una persona de muy buen humor y me gusta tu manera de decir las cosas. Elsa